20 frases inspiradoras que podrás encontrar en El Diario de Ana Frank

Ana Frank

El día que Ana Frank cumplió 13 años en 1942 su padre le regaló un cuaderno, el cual utilizaría como diario, durante los dos años que estuvo refugiada en la casa de atrás.

Sin embargo, lo que la familia Frank no sabía era que este diario, la llevaría hacer la niña más famosa de la época y símbolo del pueblo judío durante la Segunda Guerra Mundial.

El 25 de junio de 1947, sale a luz el Het Achterhuis, conocido en español como El Diario de Ana Frank.

El Diario de Ana Frank, es parte de la vida de una niña que he admirado desde la primera vez que supe de ella. Cuenta la historia de una sobresaliente jovencita que quería ser periodista y escritora motivo por el cual inició con la siguiente frase: 

“Me parece que lo mejor de todo es que, lo que pienso y siento, al menos lo puedo escribir, de lo contrario, me asfixiaría completamente.” 

“Yo sé lo que quiero. Tengo un objetivo, una opinión, tengo una religión y amor. Déjame ser yo misma. Con eso me basta y me sobra”.

“Qué maravilloso es que nadie tenga que esperar un instante antes de comenzar a mejorar el mundo.”

“Mientras puedas mirar al cielo sin temor, sabrás que eres puro por dentro y que pase lo que pase volverás a ser feliz”.

“No se nos permite tener nuestra propia opinión. La gente quiere que mantengamos la boca cerrada, pero eso no te impide tener tu propia opinión. Todo el mundo debe poder decir lo que piensa”.

“A largo plazo, el arma mas afilada es un espíritu amable y gentil”.

“No pienso en toda la miseria, sino en la belleza que aún permanece”.

“Sé que soy una mujer. Una mujer con fuerza interior y un montón de coraje”.

“Tengo la sensación de ser un pájaro enjaulado al que le han arrancado las alas violentamente, y en la más absoluta penumbra, choca contra los barrotes de su estrecha jaula al querer volar”.

“Lo que se hace no se puede deshacer, pero se puede prevenir que vuelva a ocurrir”.

“Los padres sólo pueden dar buenos consejos o ponernos en el camino del bien, pero la formación del carácter de una persona reside en ella misma”.

“¡Las mujeres deben ser respetadas! En términos generales, los hombres son reconocidos con gran aprecio en todas partes del mundo, así que: ¿por qué las mujeres no pueden ser consideradas también? A los soldados y héroes de guerra se les honra y conmemora. Sin embargo, a los exploradores se les otorga fama inmoral y los mártires son respetados, pero ¿cuántas personas ven a las mujeres también como soldados?”

“La pereza puede parecer atractiva, pero el trabajo da satisfacción”.

“No quiero haber vivido en vano como la mayoría de la gente. Quiero ser útil o llevar alegría a la gente, incluso a las que nunca conocí. Quiero seguir viviendo incluso después de mi muerte”.

“Hay una sola regla que necesitas recordar: ríete de todo y olvídate de todos. Suena egoísta, pero de hecho, es la única cura para los que sufren de autocompasión”.

“Quien es feliz, hará felices a los demás también”.

“Nadie se ha hecho pobre por dar”.

“No puedo imaginar cómo alguien puede decir ‘soy débil’ y seguir siéndolo. Después de todo, si lo sabes, ¿por qué no luchas contra ello? ¿Por qué no entrenar el carácter? La respuesta es: porque es mucho más sencillo no hacerlo”.

“La única manera de conocer verdaderamente a una persona es discutir con ella. Porque cuando discuten en su punto mas álgido, revelan su verdadero carácter”.

Al leer el libro podrás escuchar la voz de una jovencita de 13 años que tuvo que enfrentarse al genocidio más terrible de toda la historia, como muchos otros niños: el holocausto.

Conocer la Casa Museo de Ana Frank es una experiencia que te puede llegar a conmover a un nivel de sensación de impotencia y dolor, pensando en aquella época, por eso y más es una de las visitas recomendadas en el artículo qué saber, ver y hacer en tu próximo viaje a Amsterdam.

A pesar de todo, pienso que la gente es buena de corazón.

También te puede interesar