Qué debes hacer para fortalecer tu sistema inmune

Un estilo de vida saludable no nos evita contraer un virus, pero fortalece nuestro sistema inmune para enfrentar determinadas situaciones“, Dra. Patricia Brea.

¿Qué es el sistema inmune?

El sistema inmunológico es una compleja red de células y proteínas que se encargan de defender el cuerpo contra las infecciones. El sistema inmune mantiene un registro de cada germen que entra al organismo para poder atacarlo, según la Organización Mundial de la Salud.

Por lo regular nos preocupamos por consumir vitaminas, fármacos o suplementos cuando sentimos la necesidad o el impulso de hacerlo, ejemplo de ello es la situación actual relacionada con la pandemia COVID-19.

Es importante saber qué hace para tener un buen sistema inmune; que nos ayude a reducir la necesidad de recurrir a medicamentos y suplementos extras para combatir cualquier tipo de virus.

Si bien es cierto, mantener una vida saludable no nos libra de contraer cualquier virus, pero con el consumo de alimentos que contengan los nutrientes necesarios podemos disfrutar de una vida más saludable y conseguir mantener a punto nuestro sistema inmune, nos explica la Dra. Patricia Brea, médico nutriólogo y docente.

Lista de nutrientes que debes llevar a tu despensa para fortalecer tu sistema inmune:

  • Vitamina A y B6: las encuentras en lácteos, carnes y vegetales. En el caso de la vitamina A la hallarás en los vegetales de color rojizo.
  • Ácido fólico: consúmelos en cereales integrales o fortificados.
  • B12: de manera exclusiva en alimentos de origen animal como quesos, yogur y almejas.
  • Vitamina C: se encuentra en cítricos y en los vegetales de hojas verdes como el brócoli, pimientos rojos, tomates…, además, el buen consumo de esta favorece la producción de colágeno y de hierro.
  • Vitamina D: pescados grasos como el salmón, atún, caballa…, yema de huevo, lácteos, frutos secos y una fuente a la que todos tenemos acceso, el Sol.
  • Cobre: principalmente en las carnes, en especial en el hígado; así como en mariscos, y en frutas como ciruelas.
  • Hierro: las carnes magras, jamón serrano, granos y espinacas, son excelentes fuentes de hierro para nuestro organismo.
  • Zinc: carnes, pescados, champiñones, yema de huevo y cereales integrales.
  • Selenio: los champiñones junto a los vegetales de hojas verdes son una gran fuente de selenio, nutriente que favorece de gran manera nuestro metabolismo. 
  • Ácidos grasos poliinsaturados: nos beneficiamos de estos al consumir pescados grasos como salmón, sardinas, boquerones y arenques. El aguacate que es una fuente rica en ácidos grasos y preciado para muchos.

De igual forma, aumentar el consumo de vegetales y frutas de forma intencionada te garantiza tener suficiente cantidad de vitaminas, minerales y fibras para fortalecer la microbiota intestinal, siendo esto indispensable para lograr una buena inmunidad.

Además, el consumo de pescados como los ya mencionados, tienen una gran cantidad de ácidos grasos poliinsaturados con un marcado efecto antiinflamatorio, que actúa como un factor frente a los virus, señala Brea.

Para fortalecer el sistema inmune, a tu estilo de vida le debes sumar los siguientes hábitos:

Consume agua

Tomar agua es uno de los principales hábitos saludables.

La (OMS) recomienda beber cada día entre dos y tres litros de agua. Hacerlo te ayudará a enfrentar cualquier infección respiratoria, teniendo en cuenta que esto puede variar según la edad y circunstancias personales.

Duerme bien

Si bien es cierto, el bienestar deseado lo alcanzas siguiendo una dieta equilibrada, haciendo ejercicio físico y, sobre todo, disfrutando de un sueño reparador. Existe una relación estrecha entre la calidad-cantidad de sueño y el estado de salud.

En el caso de que dicho sueño sea insuficiente y precario, podría tratarse de un aviso de tu cuerpo indicándote que algo no funciona correctamente.

Duerme fortalece tu sistema inmune

Por otro lado, es de vital importancia prestar atención a los cambios y alteraciones de nuestro sueño, ya que si dormimos bien nos sentiremos mejor.

Ejercita mente y cuerpo

Así mismo, está comprobado que el ejercicio mejora las habilidades cognitivas, por eso cuando incorporas actividad física, tu sistema inmune se fortalece y mejoras mente y cuerpo.

Además, según la OMS, las personas que entrenan mente y cuerpo viven un promedio de entre 10 a 14 años más que las personas sedentarias, de igual forma, tienden a desarrollar una mayor inmunidad y a vivir con una mejor calidad de vida.

Ejercita mente y cuerpo

Incluye en tu día a día alguna actividad que te motive a ejercitarte y mover tu cuerpo; practica ejercicios de respiraciones profundas, relájate, suelta cualquier dispositivo y céntrate en ti.

Sonríe

En este caso, las emociones positivas, como la alegría, el entusiasmo, la satisfacción o el orgullo, son una fuente necesaria de bienestar y calidad de vida, lo que favorece que otras personas positivas deseen aproximarse a nosotros.

Además, si te ríes, liberas el estrés, la ansiedad, mejoras tu sistema inmunológico, ganas en salud física y mental de manera inmediata.

La alegría, el entusiasmo, la satisfacción o el orgullo, son una fuente necesaria de bienestar y calidad de vida.

Si tu intención es cuidar tu salud y mantener un buen sistema inmune, deberías alejarte de hábitos que puedan afectar las vías respiratorias; incluyendo el consumo de comidas muy procesadas, las grandes cantidades de azúcar, sal, grasas saturadas, el alcohol y bebidas carbonatadas, ya que son consideradas comidas no saludables.

Se debe recordar que siempre hay alternativas más sanas que nos permiten seguir disfrutando plenamente, indica Brea.

En conclusión, considerar el hábito de mantener un estilo de vida saludable debe de ser más que una idea. Recuerda que cuidar tu sistema inmunológico es sinónimo de cuidar tu propio ser.

También te puede interesar